Inicio Celebridades ¡OMG! Esta a La diabla que sustituyó a majida Issa por razones...

¡OMG! Esta a La diabla que sustituyó a majida Issa por razones de salud

COMPARTIR

Conoce a Jordana Issa, la hermana de Majida que también participa en Sin senos sí hay paraíso.

En entrevista exclusiva con People en Español la intérprete colombiana nos habla de la relación que tiene con su hermana Majida.

Tanto dentro como fuera del set y nos cuenta detalles sobre su trayectoria como actriz.

Primera vez juntas

Majida y Jordana trabajaron juntas por primera vez en televisión hace 8 años en la exitosa telenovela de Telemundo El clon (2010).

“Mi personaje era la segunda esposa de uno de los personajes y por cosas de la vida termino casada con el mismo marido de Majida.

Entonces fue durísimo porque en las escenas teníamos que insultarnos y casi que pegarnos”, rememora.

Unidas

“Creo que algo que hemos establecido desde siempre es que pase lo que pase aquí estoy, así no esté de acuerdo, ahí estoy.

Si te digo no me parece y te estrellas ahí estoy, si te digo me parece, hazlo y no te funciona ahí estoy.

En todas las locuras que uno quiera hacer ella está ahí pendiente y siempre ha sido así mutuamente.

Cuando estamos unos bien económicamente los otros también porque siempre intentamos ser una familia muy unida y si uno tiene o uno está bien todos estamos bien”, asegura Jordana.

Diferentemente iguales

“Nos parecemos sí y no”, reconoce Jordana. “Tenemos cosas parecidas, por ejemplo que no somos muy amigueras.

Somos más familiares. La gente que está muy cerca de nosotros es porque realmente creemos que vale la pena que esté ahí”.

¿En qué se diferencian?

“Yo soy más ama de casa, ella no. A mí me gusta más estar pendiente de la casa, de mi familia.

Ella es más adicta al trabajo. Para ella es absolutamente importante el trabajo”, afirma.

“Pero sí somos muy parecidas en cuanto a las relaciones que tenemos, a la familia, el querer estar juntas siempre.

El intentar no perder la comunicación porque, a veces por cuestiones de tiempo, no podemos estar muy comunicadas y procuramos estar ahí la una para la otra”.

Cómplices

“Como hermanas es una cosa loca porque nosotras no podemos estar mucho tiempo juntas porque si no nos tragamos todo, somos tragonas a morir.

Somos de antojos, somos de consentirnos. Entonces estamos juntas y Majida me dice ‘vamos al spa y después nos comemos un postrecito’.

Y a mí me dice eso y yo no puedo decir que no, tengo que decir que sí. ¿Cómo hace uno para decir que no’.

Nos podemos comer todo. Somos tragonas. Yo creo que si pudiéramos tener mucho más tiempo juntas viajaríamos mucho.

Comeríamos bueno, estaríamos mucho en familia haciendo esas cosas que nos gustan”, cuenta entre risas Jordana.

No quería ser actriz…

A pesar de venir de una familia de artistas, Jordana reconoce que le costó mucho tomar la decisión de ser actriz.

“Fue bastante complejo [tomar la decisión]. Yo venía peleando con eso porque venimos de familia de artistas y eso a uno siempre lo jala.

Yo decía ‘me encanta, me encanta’, pero también decía ‘pero yo no quiero ser actriz porque todo el mundo es actor’, se sincera.

Por eso Jordana pensó en ser bailarina, “pero ya me agarró un poco más grande y me decían ‘no, para ser bailarina tienes que empezar desde muy pequeña’”, explica.

Tras descartar esta idea tanteó la posibilidad de estudiar la carrera de química, sin embargo, ‘ya habían cerrado inscripciones y estaba absolutamente costosa la matrícula y el semestre’ por lo que dejó a un lado la idea y terminó trabajando en un banco.

“Un amigo mío estaba de gerente y me dijo ‘venga, yo necesito una asesora para un proyecto en general’ y me metí a trabajar en un banco”.

Apenas duraría unos meses en ese trabajo ya que finalmente decidió estudiar la carrera de Arte Dramático y quedó tan fascinada con la profesión que ya nunca más se pudo despegar de ella.


“Yo pensé que lo iba a hacer como hobby pero cuando me di cuenta ya estaba metida de cabeza.

Me decían ‘¿y qué pasó con la química?’ y yo ‘¿cuál química? no se dan cuenta de que esto es lo mío’”.

Sus inicios

La carrera artística de Jordana comenzó a forjarse en el teatro. “Antes de empezar en la televisión llevaba haciendo teatro muchos años.

Inclusive tengo un grupo de teatro con el que estoy casada antes de la Universidad que se llama El experimento.

Con ellos hacemos mucho teatro musical infantil y nos hemos dedico a hacer mucho eso. Llevo desde el 2008 haciendo teatro en tablas profesionalmente.

Y lo primero que hice en televisión profesional ya como actriz fue El Clon”.

Así es Jordana

La actriz se define como una mujer ‘muy relajada’ a la que le gusta ‘vivir bien’.

“No me gusta vivir como en conflictos, en preocupaciones. Me gusta más como tener una vida relajada y disfrutar lo que hago de verdad, sentir que me gozo mi trabajo y lo que hago.

No soy una mujer que le guste vivir amargada trabajando o haciendo algo que no le gusta.

Para mí no hay nada más gratificante que poder saber que voy a hacer un trabajo que amo, que me gusta, que tiene días difíciles y todo, pero que llega uno a la casa y se siente bien”.

Sus grandes pasiones

Viajar es una de las cosas que más le gusta hacer en la vida. “Amo viajar, por mí me la pasaría viajando.

Y me gusta cocinar, me encanta cocinar.

Mi marido además, Francesco, también tiene esa pasión entonces cocinamos mucho y eso es muy rico.

Nos gusta hacer comidas para la familia y es nuestra manera de acompañarnos en familia y de invitar a la gente a la casa.

No hay nada más rico para nosotros que poder cocinar, invitar a los que queremos para que coman rico y que coman con nosotros y sentarnos a hablar y disfrutar un buen vino con una buena comida”.

Enamorada de su profesión

“Yo, por ejemplo, no soy una persona a la que le guste mucho la rumba ni ir a hablar con la gente, pero cuando yo actuo es otra cosa.

Si a mí ahora en estos momentos de la vida alguien me preguntara si volvería a ser actriz yo le diría 80 mil veces que sí porque es lo que yo amo, es lo que a mí me gusta hacer.

Me parece que es un tema duro porque no es constante el trabajo, pero cuando tú lo haces esa sensación de estar en las tablas y de estar detrás de un se y todo lo que implica hacer cine, televisión, teatro es absolutamente mágico”, asegura.

COMPARTIR